Montevideo Decide

¿Qué es Usuario gub.uy?

Usuario gub.uy es el sistema de identificación digital de Uruguay, implementado por AGESIC. Permite centralizar cuentas de usuarios y facilitar el acceso web a los servicios digitales del Estado. Esto quiere decir que, una vez registrado en gub.uy, podrás ingresar a los servicios vinculados a la cuenta sin necesidad de nuevos registros ni contraseñas adicionales.


¿Qué puedo hacer con el Usuario gub.uy en Montevideo Decide?

El Usuario gub.uy registrado con documento uruguayo corresponde al nivel 2 de acceso a la plataforma, con él podrás acceder a todas las funciones de los módulos de Debate, Ideas, Votaciones y Consultas Ciudadanas.


¿Cómo puedo crear mi Usuario gub.uy?

Para crear tu Usuario en gub.uy, podés ingresar aquí. El sistema te enviará un correo electrónico para que actives tu cuenta a la dirección de correo electrónico ingresada. Desde el mensaje recibido, hacé clic en 'Finalizar registro' y ya podrás empezar a usar tu cuenta para los trámites que te la soliciten.


Crear mi Usuario gub.uy
Volver

Bicicletarios públicos obligatorios para espacios de alta afluencia de personas

  7 Comentarios  •  30/05/2020  •  Daniel Carranza

Código de la idea: MVD-2020-05-1155

Establecer obligatoriedad y estándares de calidad para bicicletarios de uso público en lugares comerciales, educativos, culturales, de trabajo, edificios públicos y otros de afluencia masiva.
Imagen CC-BY Intendencia de Montevideo.
Imagen CC-BY Intendencia de Montevideo.

Justificación

La promoción del uso de bicicletas para el transporte no es un fenómeno nuevo pero se ve reforzado en el contexto del Covid-19. Tanto por sus beneficios para la salud, como por ser una forma de mantener el distanciamiento físico y de disminuir aglomeraciones en transporte público.

Uno de los problemas que enfrentan quienes quieren utilizar la bicicleta es que además de las dificultades para circular, es necesario enfrentarse a iguales o mayores dificultades para estacionar. Éste problema ya ha sido detectado y se han tomado acciones como la obligatoriedad de aceptar bicicletas para estacionamientos, pero existe un potencial de avanzar en particular, estableciendo algunos parámetros y obligaciones para locales comerciales, educativos, culturales, de trabajo, edificios públicos y otros que reciban público en forma masiva.

Problema

Muchos lugares abiertos al público no cuentan con espacios para estacionar bicicletas, o los que existen no son apropiados. Además del problema de seguridad y comodidad que esto representa para las personas, genera también otros problemas como el estacionamiento de bicicletas en lugares no apropiados, obstaculizando la circulación, obstruyendo señalización o hasta generando riesgos menores de accidentes.

Incluso cuando los hay, muchas veces terminan siendo detrimentales para el uso de la bicicleta. Un ejemplo claro es en los shoppings, donde las bicicletas van obligatoriamente en un lugar muy alejado y que no está señalizado en las entradas y el estacionamiento (irónicamente se obliga a quién vino en bicicleta a exponerse más a los elementos que a quién va en auto), conviviendo con motos en un único espacio que genera otros problemas, limitando horarios de uso del espacio de estacionamiento, prohibiendo el uso de cadenas y otros implementos de seguridad propios (forzando a usar cadenas que ofrecen poca seguridad en muchos casos) y hasta siendo invasivo por la presentación obligatoria de cédula para el uso de esos espacios.

En resumen, si una persona quiere ir a hacer un trámite o compra al shopping  de 15 minutos, o dejar un paquete en un edificio de oficinas, se tiene que pasar 15-30 minutos buscando el lugar, esperando turno para entrar, mostrando documento y caminando más de 100 metros hasta la entrada (y todo el proceso a la inversa). Y si por alguna razón se distrajo y le cerró el estacionamiento, pierde acceso a su vehículo hasta el día siguiente. Ésto es doblemente problemático en el contexto del Covid-19 con el crecimiento de la mensajería y cadetería como alternativa a las salidas de la casa.

Propuesta

Para resolver ésto, se propone generar una normativa que obligue a locales, comerciales, educativos, culturales, de trabajo (ej. edificios de oficinas o sedes de empresas), edificios públicos y otros que reciban público en forma masiva, a contar con una infraestructura mínima para el estacionamiento de bicicletas, bajo determinados estándares. Las especificaciones finales de esta normativa deberían idealmente ser definidas en base a un proceso de consulta a distintos actores involucrados. Esta discusión debe incluir la definición del umbral mínimo de personas autorizadas en un local a partir del cuál rige la normativa, así como una escala donde a más personas autorizadas, más espacios disponibilizados (ej. un teatro para 150 personas, ofrecerá menos lugares que un shopping al que asisten miles). Se deberá acordar también un mecanismo para establecer ajustes o excepciones (ej, si no existe espacio físico disponible, o si hay limitantes en un lugar declarado de valor patrimonial, etc.).

A modo de nociones generales algunas de las disposiciones que se proponen son:

  • Obligatoriedad de contar con una cantidad de bicicletarios de uso libre, sin límites de acceso, en proporción a la cantidad de personas habilitadas para ocupar el espacio.
  • Establecimiento de una distancia máxima entre la ubicación de los mismos y las puertas de acceso del local.
  • Estándares según normativa existente en digesto municipal (http://normativa.montevideo.gub.uy/search/node/bicicletarios).
  • Obligatoriedad de señalización sobre ubicación de bicicletarios, en entradas para vehículos (estacionamientos, explanadas con estacionamientos, etc.).

Como una forma de extender la cobertura de bicicletarios, también se podría ofrecer a locales que no sean alcanzados por la normativa, la posibilidad de instalar y mantener uno bajo las mismas condiciones, a cambio de beneficios tributarios o de otro tipo.

Documentos (0)

Esta idea no tiene notificaciones.

Necesitas iniciar sesión o registrarte para comentar.
  • Manuel Rivoir
    Manuel Rivoir  • 15/06/2020 20:25:07

    Hola Daniel, apoyo la propuesta. Lo que me parece que puede llegar a ocurrir es lo mismo que con el decreto Nº 35.865 (del 2017 por el cual se dispuso la obligatoriedad de lugares de estacionamiento para bicicletas en edificios públicos y privados) y con el otro decreto que obligaba a los estacionamientos a destinar un porcentaje para bicis... Tal vez otra idea podría ser que la Intendencia abra una convocatoria para estos mismos lugares a que se presenten, les brinden un manual y asesoramiento de cómo crear bicicleteros y si el dueño del espacio lo realiza, le den algún descuento o beneficio... Tal vez es un bolazo, pero lo tiro tal vez aporta. A veces este tipo de acciones con beneficios estimulan más que una normativa. Saludos.

      • Daniel Carranza
        Daniel Carranza  •  Autor  • 15/06/2020 21:41:45

        Gracias Manuel. En lo personal creo que -con falencias- pero ese decreto generó resultados. Bicicletarios en edificios públicos son de los que más uso, y alguna vez dejé la bici en un estacionamiento. Me parece que ambas cosas eran mucho más difíciles antes de la normativa. La debilidad más grande que le veo es no tocar los espacios privados de uso público, que es lo que dispara esta idea .
        Sobre la idea de hacerlo voluntario y con beneficios, me parece muy interesante como una forma de ampliar la cobertura. Por ejemplo, para un comercio que no tiene un flujo de gente como para que me alcance la normativa, pero me interesa poner uno por los beneficios y porque potencialmente me trae tráfico al local. Lo agrego.
        Más allá de eso, en lo personal no creo que el camino voluntario sea suficiente para cambiar el status quo de cosas como los shoppings que ya invirtieron en soluciones muy malas.